El Compliance Penal es un programa de control creado a partir del Código Penal español. Su función principal es asegurarse que las empresas no cometen infracciones fiscales y cumplen eficazmente con la normativa. A partir de aquí, surge la figura del compliance officer, un perfil necesario en todas las organizaciones para prevenir infracciones y gestionar el programa de prevención.

Requisitos básicos para un sistema de Compliance Penal eficaz

Según el Código Penal, los puntos imprescindibles que debe cumplir toda empresa para la prevención de riesgos penales son 6:

  1. Identificar los ámbitos y acciones dónde pueden surgir delitos.
  2. Establecer procedimientos de actuación, toma de decisiones y ejecución.
  3. Disponer de un proceso de gestión económica preparado para evitar incumplimientos.
  4. Imponer un sistema de información de infracciones o posibles riesgos al organismo pertinente.
  5. Establecer un programa sancionador para regular los casos de omisión del cumplimiento de los requisitos establecidos.
  6. Realizar una evaluación continua del sistema de prevención. Modificando los puntos necesarios en el caso de infracciones o cambios en la organización.

El Compliance Officer

Es el profesional que se encarga de supervisar y asesorar a las empresas a la hora de diseñar y ejecutar el sistema de Compliance Penal. Este perfil profesional llegó a España mediante las compañías internacionales. Las grandes empresas tenían que cumplir normativas específicas en sus países y extrapolaron su sistema de control a las filiales españolas.

El especialista en Compliance Penal debe tener amplia formación en legislación y marcos normativos. Debe ser experto en derecho penal ya que las infracciones conllevan sanciones penales para la empresa.

 

Funciones del responsable en Compliance Penal:

  • Supervisar el cumplimiento de las normativas dentro de la empresa.
  • Trabajar para una prevención óptima de los riesgos penales.
  • Controlar las acciones de los departamentos de gestión de la empresa.
  • Reconocer y estudiar las obligaciones de la compañía y los posibles riesgos.
  • Implementar un sistema de control de incidencias.
  • Informar y gestionar a la plantilla para el correcto cumplimiento de las normas.
  • Asesorar en el procedimiento para cumplir con el programa de Compliance Penal.
  • Reportar a los cargos de dirección los incumplimientos identificados y los informes de incidencias.

 

 

Si quieres especializarte en este ámbito del derecho, descubre nuestro Máster Compliance Officer + Máster en Derecho Penal (doble titulación).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies